Filosofía gnóstica

Difundimos la filosofía Gnóstica o GNOSIS develada por El V.M. Samael Aun Weor. Kalki Avatara de Acuario Buda Maitreya.

Filosofía gnóstica

Difundimos la filosofía Gnóstica o GNOSIS develada por El V.M. Samael Aun Weor. Kalki Avatara de Acuario Buda Maitreya.

San Valentin

San Valentín, fue un gran Maestro del Amor. Fue un primitivo Cristiano Gnóstico del Siglo II después de Cristo y fundó una gran escuela con ramas en Oriente y Occidente, denominada la de los Valentinianos. Estudiaba el Esoterismo Crístico en todos sus aspectos y enseñaba sobre el Milagro del Amor.

Su nombre ha perdurado hasta nuestros días como símbolo del amor, celebrándose en muchos países el “Día de San Valentín”, en la fecha 14 de Febrero, como Día de los Enamorados.

Valentín fue un gran Maestro de la Gnosis y fundó la escuela gnóstica más conocida del siglo II.

Los valentinianos fueron gentes dedicadas a los estudios del esoterismo crístico en todos sus aspectos. Valentín, alcanzó gran fama en su época y fueron muy grandes sus luchas por mantener la pureza de la Gnosis Cristiana.

Sostuvo que Jesús fue gnóstico, en toda la extensión de la palabra y que la Iglesia Católica no podía interpretar las escrituras porque le faltaba la clave gnóstica.

La Iglesia Católica terminó excomulgándolo por hereje. Según Krumm-Heller, la herejía consistía en poseer un conocimiento muy profundo y trascendente, junto con sus acreditadas virtudes; especialmente sus grandes poderes como mago, despertaron los celos y la ira de sus adversarios.

Sus libros fueron adulterados con el fin de velar su verdadera doctrina. Lo más conocido entre las enseñanzas de esta escuela es el llamado “Mito de Valentín” que sirve como modelo de mito, y queda plasmado, de una forma más o menos manifiesta, en todo sistema gnóstico definido.

El “mito de Valentín” nos muestra a los treinta Aeones Pleromáticos surgiendo misteriosos de entre el Espacio Abstracto Absoluto por emanaciones sucesivas y ordenadas en parejas perfectas.

Es decir, del Absoluto emanan, en parejas perfectas, los creadores del Universo. Estos Cosmocratores son andróginos perfectos que emanan del “Agnostos-Theos”, del Dios desconocido que es el Absoluto.

Éstos son los Elohim de la Biblia que vienen a construir el Universo “Elohim” se traduce como “Dios” en las variadas versiones que existen de la Biblia, aunque la traducción correcta sería “dioses y diosas” por ser un término femenino con terminación plural masculina: “Y el espíritu de los principios masculino y femenino se cernía sobre la superficie de lo informe y la creación tuvo lugar”.

En esta escuela gnóstica también se estudiaron y analizaron cuidadosamente los misterios del sexo. Los valentinianos conocieron el secreto lemúrico, sublimaron la energía creadora y lograron el desarrollo de ciertas posibilidades psíquicas que se hallan latentes en la raza humana.

Ciertamente, Valentín fue un gran Iluminado, un gran Maestro en el sentido más completo de la palabra.

El estado actual de la humanidad no sirve para encarnar al Ser, solamente mediante el trabajo con los tres factores de la Revolución de la Conciencia, es posible lograr la perfección del Espíritu.

La Esencia por sí misma jamás podría realizar toda la Gran Obra, necesitamos ser ayudados por las partes superiores del Ser. Todas y cada una de las partes del Ser son los poderes cósmicos de Pistis Sophia. A través del Cristo las diversas partes del Ser reciben la luz.

Es mediante la aniquilación budista (eliminación del ego o yo psicológico) que el Cristo libera a la Esencia, (los poderes de la luz), para verterlos en el interior del iniciado. En el Cristo Íntimo se integran el padre que está en secreto y nuestra divina madre Kundalini.

En el Cristo Intimo se integran las 49 partes fundamentales, autónomas, auto-concientes y auto-independientes. 

El yo es una suma de yoes, las escrituras sagradas dicen que Jesús sacó del cuerpo de María Magdalena siete demonios, no hay duda de que se trata de los siete pecados capitales: ira, codicia, lujuria, envidia, orgullo, pereza y gula. Cada uno de ellos es cabeza de legión, así que tenemos muchos defectos, en el evangelio crístico se le pregunta al poseso por su nombre verdadero y él contesta: “soy legión, mi verdadero nombre es legión”.

Es en la calle, en la casa, en el trabajo diario donde esos defectos afloran espontáneamente y si estamos alertas y vigilantes, entonces los vemos, defecto descubierto debe ser comprendido a través de la reflexión y la meditación íntima del Ser y desintegrado con el poder de la divina madre Kundalini o el nombre que se le de.

Dentro de cada yo-defecto hay cierta cantidad de esencia anímica embotellada, si se desintegra un defecto se libera esencia anímica, si se desintegran dos defectos se libera más esencia y si se eliminan todos, la totalidad de la conciencia queda libre y una conciencia libre es una conciencia despierta y podrá experimentar en forma directa eso que es lo real, eso que es la verdad, eso que está más allá del cuerpo de los afectos y de la mente.

Cuando a Jesús el Gan Kabir, Pilatos le preguntara: ¿Cuál es la verdad?, guardó silencio. Y cuando al Buda Gautama Sakyamuni (el príncipe Sidarta) le hicieron la misma pregunta dio la espalda y se retiró. La verdad es lo desconocido de momento en momento, de instante en instante, solo con la muerte del ego adviene a nosotros eso que es la verdad.

La verdad hay que experimentarla. Jesús el Cristo dijo: “Conoced la verdad y ella os hará libres”, nosotros debemos experimentarla directamente.

El Evangelio de la verdad de san Valentín señala la caída pleromática, surgiendo en forma misteriosa de entre el Espacio Abstracto Absoluto, es el mito gnóstico de Sophia, (la Divina Sabiduría), cayendo en regiones cada vez más inferiores, originando un mundo de amargura, el ego con sus deseos, pasiones, fornicación, etc. origina esta caída y la separación de la Divinidad.

El Ser y el ego son opuestos, son como el agua y el aceite, no se mezclan.

Esforcémonos por descubrir, comprender y eliminar nuestros errores o defectos, busquemos en nuestro interior la sabiduría del Padre, el amor de nuestra Bendita madre, el iniciado suplica ayuda al Cristo Íntimo, nuestro Cristo Interno merece nuestra gratitud eterna.

Obviamente este manuscrito nos invita a morir en sí mismos para que el Ser se manifieste en nosotros, de lo contrario caeremos en la involución sumergida en los mundos inferiores.

«Valentín y los Valentinianos tuvieron su Escuela; fue una Escuela Gnóstica donde se estudiaron los Misterios del Sexo, donde se analizaron cuidadosamente.

Valentín y los Valentinianos conocieron, en realidad de verdad, el secreto lemúrico, sublimaron la Energía Creadora y lograron el desarrollo de ciertas posibilidades psíquicas que se hallan latentes en la raza humana.

Se nos ha dicho que Valentín fue un gran iluminado, un gran Maestro en el sentido más completo de la palabra…» Samael Aun Weor

 

 

Cadena de irradiacion de amor y Meditación con El V.M. Samael Aun Weor Kalki Avatara de Acuario Buda Maitreya